Respeto al Medio Ambiente

Certificado Forestal FSC

El Certificado FSC (Forest Stewardship Council) de gestión forestal es una prueba de que todas nuestras actividades favorecen el desarrollo sostenible: Es decir, que son económicamente viables, y no suponen una agresión al medio ambiente.

La marca FSC es una garantía de origen. Certifica que la materia prima del bosque usada en un producto, en nuestro caso el papel, procede de un bosque que está manejado de forma socialmente beneficiosa, económicamente viable y ecológicamente saludable y que acata las leyes y la legislación actual.

Este certificado acredita:

  • La eficiencia a la hora de reducir y controlar el impacto medioambiental derivado de las actividades forestales.
  • El conocimiento de nuestro trabajo y la eficiencia para preservar la biodiversidad y los recursos en las áreas forestales.
  • La conciencia y el apoyo al desarrollo económico de las regiones con explotaciones forestales sostenibles.

El FSC, es el resultado de una iniciativa para preservar el Medio Ambiente y el desarrollo sostenible de los bosques. Fue establecido en los 90 y está formado por ecologistas, científicos, ingenieros forestales, fabricantes de productos hechos a partir del bosque, trabajadores, comunidades indígenas y otros colectivos relacionados con los bosques, así como asociaciones de 34 países.

La organización no gubernamental fue oficialmente establecida en México en 1993 y su sede se encuentra actualmente en Alemania, teniendo más de 600 miembros afiliados (entidades individuales y oficiales) de 71 países.

Hay aproximadamente 47 millones de hectáreas certificadas en el planeta y más de 20 mil productos que llevan la marca FSC. Más de 650 certificados de gestión forestal han sido concedidos y más de 3.400 para la cadena de conservación.

La marca FSC ayuda al consumidor preocupado por la sostenibilidad a elegir un producto que no dañe el Medio Ambiente y contribuya al desarrollo social y económico. De este modo se asegura que el bosque, productos y beneficios derivados de su explotación, han sido  obtenidos de manera ecológica.

Proceso de Reciclado

El proceso de reciclado del papel, coincide en gran parte, con el proceso de fabricación, con la diferencia de que la materia prima empleada es el residuo de papel.

Lo primero que se hace es clasificar el papel, dependiendo si es blanco (sobre todo recortes) o ya impreso. El papel más fácil de reciclar es el papel de diario, también el cartón. Los papeles brillantes resultan los más dificultosos.

Una vez recolectado el papel a ser reciclado, este es destinado a una industria encargada de realizar el proceso de reciclaje. Uno de los primeros pasos consiste en separar las fibras vegetales de las impurezas (metales, alambres).

En una batidora industrial se mezcla el papel troceado con agua templada, se calienta y se machaca hasta conseguir una pasta, se separan las impurezas, incluyendo la tinta y se blanquea nuevamente. El proceso que viene a continuación es idéntico a la fabricación con pasta original.

Envío Gratuito en península y Baleares

Formulario contacto

Quiero que me llaméis

Calidad y Garantía Certificadas

ISO 9001. Bureau Veritas. 9003128